Qué es la comprensión lectora y cómo mejorarla

La comprensión lectora es entender, alcanzar o penetrar un texto de lectura. Es una actividad compleja. Aquí te damos las pistas para entender y trabajar mejor la comprensión lectora.

¿Qué es la comprensión lectora? ¿Cuáles son las mejores estrategias de comprensión lectora? ¿Dónde puedo encontrar juegos para mejorar la comprensión lectora? ¿Cómo trabajar la comprensión lectora en el aula? Las preguntas más frecuentes sobre comprensión lectora contestadas y simplificadas para ti.

 

Una definición de comprensión lectora

La comprensión lectora es entender, alcanzar o penetrar un texto de lectura. Así lo define el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua.

Si bien parece sencillo, la comprensión lectora es una actividad compleja. Y más cuando se está empezando a aprender a leer. La dificultad surge por la combinación de distintos procesos cognitivos. El cerebro debe realizar numerosas tareas desde que un lector ve el texto hasta que consigue comprenderlo y asimilarlo.

Procesos en la comprensión lectora

  • Es necesario reconocer las letras y relacionarlas entre sí.
  • Después, las letras forman palabras y las palabras se unen en oraciones con su propio sentido.
  • Finalmente, todas las oraciones del texto compondrán un sentido global.

 

Estos procesos de comprensión lectora pueden parecer más o menos superficiales y automatizables. Conforme crecemos y nos acostumbramos a leer, el reconocimiento de las letras y las palabras se acelera.

No obstante, es en este última etapa de búsqueda del sentido global donde el lector tiene un papel más decisivo y complicado. Es decir, para comprender en profundidad, más allá del significado textual o literal de las palabras, cada lector debe reconstruir el texto.

El resultado de la comprensión lectora será toda una serie de relaciones entre ese texto, sus conocimientos previos, incluida su experiencia del mundo, y los significados implícitos. Estos procesos forman parte de los niveles de comprensión lectora, que comentaremos más adelante.

Jesús Alonso Tapia hace una buena síntesis sobre en qué consiste y por qué es importante la comprensión en este artículo, perfecta para profundizar.

¿Por qué es importante la comprensión lectora?

Si desde pequeños se nos enseña a leer y escribir es porque realmente son habilidades necesarias para la vida. En concreto, la comprensión lectora se considera una de las destrezas lingüísticas. Y, además, una de las más complejas, pues en ella intervienen los factores puramente lingüísticos junto con otros cognitivos, perceptivos, de actitud y hasta sociológicos.

Por eso, todo el proceso de interpretación de un texto activa muchas destrezas: desde identificar las palabras hasta extraer las ideas e interpretarlas y valorarlas. Al leer un texto, el lector va más allá de las palabras y pone en juego sus experiencias, otros textos que ha leído, sus propias ideas y opiniones, etc.

Sin embargo,

la comprensión lectora es importante, sobre todo, porque es necesaria para la vida.

Continuamente estamos recibiendo mensajes escritos en nuestro día a día, y, sin pensarlo, procesamos la información de los anuncios, los carteles, los wasaps, los menús de los restaurantes

Como ves, la comprensión lectora abarca una gran variedad de procesos y repercute en muchas situaciones cotidianas. Puedes leer nuestra Guía rápida de comprensión lectora aquí.

Tipos y niveles de comprensión lectora

Como decíamos, no nos enfrentamos de la misma forma a todos los textos ni alcanzamos siempre los mismos niveles de comprensión lectora. Tanto los procesos como los recursos que activamos al leer un texto varían en función de aspectos como el objetivo, el tipo de texto, nuestros conocimientos y expectativas, etc.

Por un lado, vamos a ver algunos de los tipos de lectura más empleados y estudiados.

  1. Lectura secuencial. Es la forma más natural de leer: el lector comienza un texto de principio a fin y lo termina sin interrupciones.
  2. Lectura extensiva. Tiene como objetivo comprender el sentido general de textos extensos. En este caso, no importa que algunas palabras resulten complicadas, ya que se busca una comprensión más general. El ejemplo más claro es el de la lectura de novelas, pues no se busca una comprensión detallada y sistemática, sino el disfrute a partir de su sentido general.
  3. Lectura intensiva. Al contrario que la lectura extensiva, la intensiva se utiliza para obtener informaciones detalladas. Es el modo en el que leemos para preparar un examen: necesitamos comprender todas las palabras y entenderlo todo. Se trata, por tanto, de una lectura más esforzada.
  4. Lectura crítica. Esta lectura va un paso más allá y nos lleva a evaluar lo que leemos. Importa el sentido de las palabras y, sobre todo, nuestra opinión y juicio acerca de ellas. Por ejemplo, cuando realizamos un comentario de texto.

 

Por otro lado, no toda la comprensión se realiza de la misma manera. Vamos a explicarlo.

 

 Tres niveles de comprensión lectora que entran en juego al enfrentarnos a un texto

  • Nivel literal. Exige identificar y comprender la información explícita: conocer el significado de las palabras y su sentido en cada oración. Tratamos, pues, de descubrir qué dice el texto.
  • Nivel inferencial. Obtenemos información que no aparece explícitamente, sino que el lector deduce del texto a partir de su experiencia e intuición. Es una comprensión más profunda y que interpreta lo que el autor quiere decir, aunque de forma implícita.
  • Nivel crítico. Al igual que en la lectura crítica, la comprensión va seguida de una evaluación del contenido.

 

Si estás familiarizado con la terminología de las pruebas PISA y PIRLS, puede que todos estos conceptos te suenen. En nuestra Guía rápida de los procesos de PISA y PIRLS explicamos cómo evalúan los distintos tipos de comprensión lectora estas pruebas internacionales.

Trucos, técnicas y estrategias para mejorar la comprensión lectora

En la enseñanza de la lectura, pronto se pasa de las letras a las palabras, de las palabras a las oraciones y de estas, a las estrategias de lectura para mejorar la comprensión lectora. Quizás no somos siempre conscientes de qué proceso estamos realizando a la hora de leer, pero enseguida incorporamos una serie de mecanismos para lograr comprender.

Comencemos por las estrategias de lectura. Se trata de

cualquier técnica, táctica, mecanismo o herramienta que activamos para comprender un texto.

Dicho de otra manera, son todos aquellos métodos que nos ayudan a conseguir el objetivo de comprender.
Las estrategias de comprensión lectora comienzan incluso antes de iniciar propiamente a leer, puesto que leer el título, saber el tipo de texto al que nos enfrentamos u ojear sus imágenes forman parte de las estrategias empleadas antes de la lectura.

El pedagogo David Ausubel establecía tres momentos de lectura. Y este precisamente es una de las mejores técnicas para enseñar comprensión lectora:

realizar actividades de comprensión antes, durante y después de la lectura

Los principales referentes en el mundo de la enseñanza de estrategias de lectura coinciden en algunos ejercicios fundamentales. Así, Juan Cruz Ripoll, Andrés Calero o Isabel Solé recalcan la importancia de:

  • Dar objetivos a la lectura.
  • Potenciar los saberes previos.
  • Trabajar la capacidad de predicción.
  • Entrenarse en las inferencias.
  • Buscar las ideas principales.
  • Plantearse preguntas.

Principales estrategias de comprensión lectora

Realizando una síntesis de las estrategias más empleadas y estudiadas, el programa de comprensión lectora Abrapalabra trabaja las trece estrategias de comprensión lectora más importantes:

  1. Doy un objetivo a la lectura.
  2. Activo conocimientos previos.
  3. Qué tengo que leer.
  4. Clarifico un significado.
  5. Elaboro una predicción.
  6. Visualizo e imagino.
  7. Elaboro la información.
  8. Elaboro inferencias.
  9. Sintetizo.
  10. Realizo conexiones.
  11. Evalúo la credibilidad del texto.
  12. Amplío mi conocimiento.
  13. Busco textos complementarios.

 

Muchas de estas estrategias tienen una evidencia científica comprobada. Ripoll y Aguado realizaron hace unos años un estudio sobre la efectividad de algunas prácticas a la hora de mejorar la comprensión lectora. Puedes leerlo en inglés aquí.

Técnicas para mejorar la comprensión lectora

Con los más pequeños, la comprensión lectora va de la mano de la fluidez en la lectura. Por ello, es recomendable trabajar la lectura en voz alta. En estas primeras etapas, es importante que los niños se escuchen leyendo y, de esta manera, se acostumbren a escuchar las palabras. En cierto sentido, la lectura en voz alta es una especie de «altavoz» del texto que permite procesarlo dos veces.

Asimismo, existen algunas técnicas concretas en función de los objetivos de lectura.

  1. Lectura globalizada o skimming. Cuando buscamos los conceptos más importantes y no tanto profundizar, solemos leer por encima y echar un vistazo a todo el texto. Se trata de repasar el texto sin detenerse demasiado, como cuando se repasa para un examen o una presentación.
  2. Lectura focalizada o scanning. Por el contrario, aquí se realiza una comprensión lectora general del tema y el contenido del texto, pero con el fin de localizar datos concretos de manera rápida.
  3. Lectura diagonal. El lector va saltando de forma rápida de epígrafe en epígrafe y recorre los párrafos de esquina a esquina leyendo solo palabras sueltas: títulos, palabras remarcadas, las más importantes, etc.
  4. Lectura rápida. Este nuevo paradigma entrena al lector para aumentar su velocidad de lectura sin comprometer por ello el grado de comprensión. Existen numerosos ejercicios para incrementar el número de palabras que se leen por minuto, de unas 250 a una velocidad media hasta 400 o 700.

Ejercicios, actividades y juegos de comprensión lectora Primaria

Aterricemos todas estas técnicas y estrategias. En la etapa de Educación Primaria se realizan numerosos ejercicios de comprensión lectora. Responden a las estrategias de lectura y buscan que los alumnos se acostumbren a utilizarlas y las integren en su hábito de lectura. Hemos elaborado una breve lista con algunos de los ejercicios más frecuentes.

Preguntas y respuestas

Pregunta siempre que puedas: ¿qué ha pasado?, ¿dónde están?, ¿quién se lo ha dicho?, ¿cómo lo han descubierto?, ¿quién es el protagonista?

Predicciones

Si se generan unas expectativas, es más sencillo que tus alumnos presten atención e intenten comprobar si lo que ellos pensaban se cumple o no. Antes de leer, pregúntales: ¿de qué crees que va a hablar el texto?, ¿qué crees que pasará?. Para la lectura de vez en cuando y pídeles que imaginen cómo se desenlazará la historia.

Verdadero o falso

Todos hemos hecho ejercicios de este tipo. Son buenos porque obligan a encontrar información en el texto y, para ello, a recordarlo, repasarlo y localizar lo que nos interesa de cara a mejorar la comprensión lectora.

Resúmenes

Sintetizar es un ejercicio muy completo porque exige comprender todo el texto, extraer y jerarquizar las ideas principales, y, por último, reelaborarlas con tus propias palabras.

Dibujos

La lectura y, en especial, la ficción, activan nuestra imaginación. Una buena manera de concretarla es a través de dibujos. Y, así, se consiguen dos objetivos. Primero, encontrar datos en el propio texto sobre lo que se va a dibujar; y, segundo, relacionar esa información con los conocimientos y experiencias del lector.

Sinónimos y antónimos

En general, todos los ejercicios para trabajar el vocabulario del texto potenciarán su comprensión y enriquecerán sus propios diccionarios personales. Puedes aprovechar sinónimos y antónimos, presentarles distintas definiciones, buscar familias léxicas o campos semánticos, etc.

Estilo y autor

Quizás en las primeras etapas es más complicado, pero conviene entrenar a los alumnos para que valoren cómo es el lenguaje utilizado, si hay palabras técnicas, si está escrito para niños o para mayores; si sabemos lo que piensa el autor, etc.

También existen muchos juegos entretenidos para mejorar la comprensión lectora sin darte cuenta. No te pierdas este artículo con 10 juegos de comprensión lectora para disfrutar con tus hijos o alumnos.

Fichas de comprensión lectora en PDF

Por si fuera poco, los programas de comprensión lectora en Primaria tienen la tarea añadida de preparar a los alumnos para las pruebas de evaluación externas. Es el caso de las pruebas de PISA o PIRLS de comprensión lectora de Primaria. Una buena manera de trabajar estas destrezas en el aula es utilizando programas que combinen las estrategias y momentos de lectura con los procesos de comprensión que evalúa PIRLS.

Si quieres comenzar con textos breves, conocidos y emocionantes, la colección de Colorín Colorado es una gran opción. Sus 40 cuentos clásicos y sus 25 fábulas vienen acompañados de unas fichas de comprensión lectora en PDF como esta:

que-es-comprension-lectora-ficha-auditivaque-es-comprension-lectora-ficha-auditiva

Estas fichas de comprensión lectora son un soporte muy completo para tus alumnos:

  • Leerán una selección de los mejores cuentos clásicos y las fábulas de Esopo más conocidas.
  • Podrán escucharlos en formato audiolibro: con voces de actores de cine, música de banda sonora y hasta efectos de sonido.
  • Además, también podrán escucharlos en inglés y trabajar, así, los dos idiomas.
  • Con las actividades de comprensión lectora trabajarán los cuatro procesos de PIRLS, las estrategias de lectura más útiles e incluso el pensamiento crítico.

Relación entre vocabulario y comprensión lectora

El vocabulario es uno de los factores decisivos en la mejora de la comprensión lectora. De hecho, muchos de los problemas o lagunas de comprensión se dan cuando se desconocen algunas palabras.

Es más, algunos expertos como Ripoll y Aguado señalan que

«hay estudios que indican que el nivel de vocabulario de los alumnos en educación infantil predice su nivel de comprensión lectora en los primeros cursos de educación primaria».

Es decir, si el nivel de dificultad de los textos aumenta, es necesario que el vocabulario también lo haga.

 

Por lo general, la comprensión comienza por las pequeñas piezas: letras > palabras > oraciones. En el momento en que una de esas palabras nos resulta desconocida se interrumpe la cadena y las oraciones quedan incompletas. Hay dos aspectos importantes sobre el vocabulario:

  1. Los niños al comenzar Primaria suelen conocer unas 6000 palabras de vocabulario. Ese repertorio va aumentando hasta llegar a las 25.000 palabras que un adulto conoce. Por eso, es necesario ir trabajándolo y enriqueciéndolo.
  2. Cada lector puede contar con unas herramientas distintas a la hora de descifrar significados y comprender los textos que leen. Algunos lectores cuentan con más mecanismos para deducir significados a partir del contexto, de la morfología de la propia palabra, etc.

 

Cuatro pasos que llevan al aprendizaje de un significado nuevo (Calero, 2017)

  • Hay que detectar el problema: qué es lo que no se comprende.
  • Trabajar la conciencia morfológica, o sea, acceder al significado a través de las distintas partes de una palabra. Por ejemplo: videojuego: «video + juego», `un juego en forma de video´.
  • Buscar pistas en el propio texto: palabras relacionadas, sinónimos, explicaciones o referencias a esa palabra que desconocemos.
  • Entrelazar todas las informaciones para aproximarse a su significado.

Precisamente, una de las estrategias de lectura más empleadas es la de clarificar significados. Si quieres saber más sobre ella, no te pierdas este artículo.

Relación entre velocidad de lectura y comprensión lectora

Leer más rápido no siempre significa comprender más. Normalmente, cuando leemos muy rápido perdemos parte de la información. Aun así, sí que es posible aumentar la velocidad sin reducir la comprensión.

Hemos seguido los apuntes de Juan Cruz Ripoll sobre velocidad lectora. Entre los datos que ofrece, parece que todos los estudios presentan una relación significativa entre velocidad y comprensión, e incluso que, por ejemplo, en 1.º de primaria, la velocidad de lectura predice la comprensión lectora.

A pesar de esto, Ripoll comenta que no existen muchas referencias oficiales sobre la velocidad lectora adecuada a cada edad. No hay demasiado consenso ni investigaciones específicas sobre el número de palabras que se deben leer por minuto en cada etapa.

La Secretaría de Educación de México publicó hace unos años sus estándares nacionales de velocidad lectora. Y ciertamente se han tenido en cuenta en varios países, aunque con algunos inconvenientes, como destaca Ripoll. Estas son las cifras que manejan:

que-es-comprension-lectora-palabras-por-minuto

No obstante, trabajar la velocidad de lectura y aumentarla no siempre se traduce en una mejora de la comprensión lectora. Cerramos este apartado con dos ideas:

  • La fluidez es más importante que la velocidad de lectura. Leer sin interrupciones y procesando cada palabra repercute más directamente en la comprensión. Andrés Calero desarrolla esta idea aquí.
  • La velocidad de lectura, en muchos casos, se acomoda a los objetivos de lectura. No se lee una novela a la misma velocidad que una infografía, un informe científico o una noticia en un periódico.

Libros y lecturas para mejorar la comprensión lectora.

¿Qué lecturas elegir en función del curso y el nivel de dificultad?

Tan importante como enseñar estrategias y herramientas para comprender mejor es acertar con las lecturas adecuadas a cada edad y a cada gusto. Aquí te dejamos algunos consejos para que tus alumnos disfruten a la vez que mejoran su comprensión.

Elige libros que les gusten

Aunque sean más complejos que los que están acostumbrados a leer en esa edad, si les interesan, los leerán con más ganas y se esforzarán más.

  • Una buena opción para empezar son los scape books.
  • También te pueden dar ideas algunos estudios y recopilaciones como este, con los libros preferidos por los niños y adolescentes.

Busca el nivel de dificultad adecuado a su etapa y destreza

Aunque los libros infantiles suelen indicar la edad de lectura recomendada, puedes también tener en cuenta estas características de los textos:

  • Informatividad. La cantidad de información nueva para el lector que presenta el texto dificulta o facilita su comprensión.
  • Longitud del texto. Conforme van creciendo, aumentará la cantidad de texto que puedan leer.
  • Nivel de abstracción. No es lo mismo leer un cuento que una descripción científica, una reflexión filosófica o una noticia.
  • Complejidad sintáctica y densidad léxica. El tipo de oraciones y la cantidad de vocabulario que no se repite suponen un reto para la comprensión.

 

Esperamos que este artículo haya resuelto todas tus dudas acerca de la comprensión lectora. No dejes de conocer nuestro Programa de Comprensión Lectora para Primaria, Abrapalabra. Contiene un método de comprensión basado en evidencias, además de lecturas con preguntas para todos los gustos y edades que te seguro te será muy útil.

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Recibe gratuitamente nuestros contenidos

y novedades destacadas.

PROGRAMA DE COMPRENSIÓN LECTORA

Conoce nuestro programa ABRAPALABRA: textos atractivos y producciones escritas útiles para la vida. Tus alumnos por fín disfrutarán y comprenderán lo que leen.

Relacionados

GUÍAS BREVES

Descubre nuestras guías que sintetizan los grandes temas como la comprensión lectora, la educación emocional, la educación en valores o los problemas en la lectura en 10 ideas claves.