Cómo ampliar vocabulario de tus alumnos: una clave para comprender mejor

El vocabulario es un elemento clave en la comprensión lectora. Para ser un lector competente es imprescindible ampliar el vocabulario cada vez más. Lo que supone que o conoces la mayoría de las palabras que estás leyendo o no eres capaz de darle sentido a la lectura.

El vocabulario es un elemento clave en la comprensión lectora. Para ser un lector competente es imprescindible ampliar el vocabulario cada vez más. Lo que supone que o conoces la mayoría de las palabras que estás leyendo o no eres capaz de darle sentido a la lectura. Si se pierde el hilo, también, el interés.

De hecho, si los alumnos no aumentan su vocabulario progresivamente, su comprensión lectora se verá afectada y, con ello, sus resultados académicos.

Además, como la lectura es un proceso de aprendizaje acumulativo, las pequeñas diferencias entre buenos y malos lectores se irán agrandando con el tiempo.

  • Los primeros continuarán aprendiendo y leerán cada vez más,
  • mientras que los otros se quedarán atrás y no conseguirán ese hábito de lectura.

Lo bueno es que si se trabaja adecuadamente, se puede conseguir ampliar el vocabulario y, así, la comprensión lectora de los alumnos. Veamos cómo hacerlo.

Leer mucho y de géneros variados

Resulta obvio que el lugar donde podemos encontrar nuevo vocabulario sea en libros, revistas y cualquier formato impreso. Estos, por lo general, contienen mayor riqueza que el lenguaje oral y cotidiano. Así que cuanto más se lea mejor. Y mayor será la probabilidad de encontrar aquellas palabras que no usamos habitualmente.

Además, la lectura de géneros diferentes es un buen recurso para encontrar palabras nuevas.

  • Si estás acostumbrado a la novela contemporánea y lees alguno de los clásicos, notarás que la forma de escritura es muy diferente, y el vocabulario también.
  • En libros de no ficción como los de humanidades, biología, geografía u otras disciplinas, encontraremos también vocabulario específico.

En función de la edad, también es positivo acudir a artículos en prensa, blogs y contenido de actualidad.

Aumentar la exposición

Cuantas más veces veamos una palabra nueva, más sencillo será que la incorporemos a nuestro vocabulario y aumentará la probabilidad de que la usemos.

Por eso, cuando nos encontramos con un término nuevo deberíamos intentar buscarla en otros contextos, para así facilitar el recuerdo en nuestra memoria. Si esa palabra pasa de ser desconocida a reconocerla y encontrarla en variedad de textos, ayudará a que tus alumnos la incorporen a su vocabulario.

Buscar sinónimos y antónimos

Generalmente la búsqueda en el diccionario nos ayuda a entender el significado de las palabras. De hecho, es un recurso que no debe faltar en la mesa de los alumnos. Pero, además,

buscar tanto sinónimos como antónimos los ayudará a comprender el significado y a recordarlo.

Trabajar buscando palabras que signifiquen lo mismo pero que sí conozcan les ayudará con la comprensión en la lectura. Visualizarán más fácilmente el significado. Lo mismo ocurre con el significado opuesto: a veces es más sencillo explicar algo con ayuda de lo contrario.

Tras cada lectura, se pueden practicar con el ejercicio de buscar palabras nuevas en el diccionario y, después, apuntar un par de sinónimos y antónimos.

Practicar para recordar: utilizarlas y contextualizarlas

Y, puestos a practicar, una vez entendido el significado de las palabras, lo ideal es aplicarlo. Crear nuevas oraciones en las que se incluyan esas palabras y trabajar los mapas semánticos.

Utilizar las palabras nuevas ayudará a recordarlas e incluso incorporarlas como vocabulario en la expresión escrita y/o verbal. Dejarán de ser unas desconocidas y aumentará la probabilidad de que las utilicen como recurso para enriquecer su discurso.

LA COMPRENSIÓN LECTORA EN 9 CLAVES

Niveles, estrategias, técnicas, ejercicios, fichas y libros para mejorar la comprensión lectora de manera eficaz y amena.

 

Jugar a adivinar el significado

Otra actividad que puede resultar estimulante para el alumnado es proponerles textos que tengan un vocabulario que les suponga un reto. ¿Cómo se puede hacer esto?: eligiendo una lectura por encima de su nivel de comprensión y pidiéndoles que subrayen aquellas palabras que no conozcan.

Al finalizar, tendrán que volver a ellas y tratar de adivinar su significado ayudándose del contexto. Cuando comprueben su significado real en el diccionario puede haber sorpresas muy divertidas. No olvidemos que el sentido del humor también es un aliado a la hora del aprendizaje.

 

En conclusión, ampliar el vocabulario ayuda a la comprensión, y cada etapa de aprendizaje tiene su forma de conseguirlo.

  • Desde bebés aprendemos vocabulario con imágenes y asociando dibujos con las palabras.
  • Cuando los niños van creciendo y comienzan con la lectoescritura desarrollan la capacidad de aprender nuevo vocabulario por el contexto.
  • Una vez que ya son lectores consolidados, podrán consultar directamente el diccionario.

 

Como docente, debes seleccionar cuidadosamente los materiales para ayudarles ampliar su vocabulario, y exponerles a esas nuevas palabras para afianzar el conocimiento y de esta manera mejorar la comprensión lectora. Y no tiene porqué resultar una labor pesada: en Abrapalabra encontrarás lecturas y actividades para trabajarlas según su edad.

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Recibe gratuitamente nuestros contenidos

y novedades destacadas.

PROGRAMA DE COMPRENSIÓN LECTORA

Conoce nuestro programa ABRAPALABRA: textos atractivos y producciones escritas útiles para la vida. Tus alumnos por fin disfrutarán y comprenderán lo que leen.

Relacionados

¡ÁLBUMES ILUSTRADOS!

Descubre nuestros álbumes ilustrados: Cuentos clásicos como nunca, 25 cuentos populares de España, Fábulas de Esopo 25 cuentos populares de Perú