Cómo aplicar el «Visual Thinking» en el aula

Más de una vez te habrás preguntado qué estrategias utilizar para que los alumnos conecten con tu clase, es decir, cómo captar su atención, motivarlos y que no se aburran. Afortunadamente, ha llegado un buen recurso didáctico para conseguirlo: el pensamiento visual, más conocido como Visual Thinking. 

¿Qué es el Visual Thinking? ¿Qué beneficios tiene este recurso didáctico? ¿Cómo podemos elaborarlo y aplicarlo en la educación? Todas estas cuestiones las responderemos en este artículo.

Más de una vez te habrás preguntado qué estrategias utilizar para que los alumnos conecten con tu clase, es decir, cómo captar su atención, motivarlos y que no se aburran. Afortunadamente, ha llegado un buen recurso didáctico para conseguirlo: el pensamiento visual, más conocido como Visual Thinking

Vivimos en la era de la sobreinformación: cada día recibimos montañas enormes de datos, y, por esto, a veces es difícil distinguir los que son de calidad de los que no lo son. Sin embargo, el Visual Thinking ha nacido para proporcionarnos una fórmula valiosa con la que integrar los conocimientos, aumentar la capacidad de síntesis y organización del grupo de alumnos. Pero ¿en qué consiste exactamente? ¿Qué otros beneficios tiene? Y, sobre todo, ¿cómo podemos elaborarlo y, después, aplicarlo en el aula? A continuación respondemos, paso a paso, a todos estos interrogantes.

 

¿Qué es el «Visual Thinking»?

El Visual Thinking es una herramienta metodológica que se puede aplicar en ámbitos como la educación mediante distintos recursos. Concretamente,

es una excelente y moderna técnica para organizar y representar pensamientos a través de los dibujos. 

 

De hecho, trata de reflejar de forma gráfica ideas y conceptos complejos a través de dibujos de fácil reconocimiento. Este método no es nada nuevo, pero sí que es novedosa su implantación en el ámbito educativo, ya sea en la etapa de Educación Infantil o en alumnos mayores.

Veamos cuáles son los beneficios y los elementos básicos del Visual Thinking en la educación.

 

Beneficios

  • El Visual Thinking puede utilizarse en cualquier nivel educativo.
  • Además, este proceso abarca los seis sentidos del ser humano.
  • Trabajar el pensamiento visual es sinónimo de expandir los horizontes de nuestra capacidad de comprensión, organización y síntesis. En otras palabras: es una buena herramienta para comprender mejor algunos conceptos, y relacionar, ordenar y organizar ideas de forma lógica y secuencial. 
  • También sirve para definir objetivos, identificar problemas, descubrir soluciones, simular procesos o, incluso, generar nuevas ideas.
  • Al expandir todas estas capacidades, también se incrementarán los factores de memorización, atención y concentración con respecto a la información o temática planteada en el aula. 
  • En realidad, esta herramienta promueve la reflexión y permite ver la información desde un punto de vista más global.
  • Y, por último, es importante para el desarrollo creativo y emocional.

 

Elementos básicos

Como profesores, antes de aplicar el Visual Thinking en el aula, debemos tener en cuenta algunos elementos básicos. Todos ellos son comunes porque están aceptados de forma generalizada:

  • Formas de dibujar. Enel Visual Thinking intervienen figuras menos realistas, es decir, de líneas básicas, formas geométricas, cómics, emoticonos, entre otros. Antes de pensar en qué formas de dibujo utilizar, es importante definir las ideas de forma clara.
  • Fuentes y tipos de letras. La tipografía —el tipo de letra, su tamaño y grosor— es muy importante. Se trata de mezclar distintas fuentes para crear títulos y escribir palabras claves, entre otros.
  • Algunos recursos. Los recursos sirven para para relacionar ideas, reforzar los datos y la información, construir mapas mentales y esquemas, desarrollar listas o enumerar. Algunos ejemplos son los conectores, divisores, marcos, cuadros, líneas, señalizaciones, cintas, cajas, carteles, flechas y viñetas. Además, podemos hacer uso de los efectos 3D para enriquecer estas imágenes.
  • Los formatos. Existen distintos formatos, así como las sketchnotes (también llamadas pequeñas anotaciones), las infografías o los mapas visuales. Así mismo, se puede realizar Visual Thinking en pizarras, hojas y murales, o bien a partir de las herramientas tecnológicas.
visual-thinking

¿Cómo elaborar un «Visual Thinking» en el aula?

Elaborar un Visual Thinking en el aula no resulta siempre fácil, pero puede serlo si se usan algunas herramientas tecnológicas sencillas. A continuación, presentamos las ocho mejores, empezando por las aplicaciones para dispositivos móviles y siguiendo con las herramientas online:

  • Tayasui Sketches: Es una aplicación basada en el Visual Thinking, ya que permite crear distintas ilustraciones digitales, así como mapas visuales.
  • Pictuar: Esta aplicación está diseñada para apoyar procesos con pensamiento visual, ya sea utilizando gráficos y mapas mentales, entre otros elementos.
  • Concepts: Nos ofrece la posibilidad de crear y personalizar todas nuestras ideas, contenidos, gráficos y bocetos.
  • D-Thinking: Permite agrupar y sistematizar ideas de forma creativa. 
  • Tawe: Tiene la opción de transformar un Visual Thinking hecho a mano en una presentación digital.
  • Autodesk SketchBook: Es una de las más conocidas, porque permite añadir textos y ofrece una gran cantidad de pinceles personalizables.
  • Canva: Esta plataforma online de diseño gráfico es muy sencilla y ofrece más de 8.000 plantillas para personalizar.
  • Sparkol: A través de esta página web también podremos convertir un Visual Thinking en papel a digital. 

 

Otros consejos

Según Dan Roam, consultor norteamericano experto en pensamiento visual, los pasos para elaborar un Visual Thinking son: mirar, ver, imaginar y mostrar. El primer paso consiste en absorber y recopilar la información visual. El segundo es seleccionar y agrupar esa información en función de la que consideremos más importante. Después, toca interpretarla, comprenderla y buscar nuevas pautas. Y, finalmente, el último paso es mostrar la pauta a otras personas.

 

Enseñar es importante, pero también lo es captar la atención de los estudiantes sobre la temática planteada. ¡Y el Visual Thinking combina bien con todoSi quieres conocer más herramientas, suscríbete a nuestra newsletter y te avisaremos cada vez que publiquemos un artículo nuevo. 

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Recibe gratuitamente nuestros contenidos

y novedades destacadas.

PROGRAMA DE COMPRENSIÓN LECTORA

Conoce nuestro programa ABRAPALABRA: textos atractivos y producciones escritas útiles para la vida. Tus alumnos por fín disfrutarán y comprenderán lo que leen.

Relacionados

¡ÁLBUMES ILUSTRADOS!

Esta Navidad descubre nuestros álbumes ilustrados: Cuentos clásicos como nunca, 25 cuentos populares de España, Fábulas de Esopo 25 cuentos populares de Perú