¿Adicto yo? Primer contacto con la droga

Un artículo de la Universidad de Sao Paulo de 2018 explica cómo el primer contacto con la droga puede producirse por un simple antojo de probarla. Y es que la droga puede colarse en la vida de los adolescentes de la forma más inocente. En este artículo te explicamos cómo suele ocurrir el primer contacto con la […]

Un artículo de la Universidad de Sao Paulo de 2018 explica cómo el primer contacto con la droga puede producirse por un simple antojo de probarla. Y es que la droga puede colarse en la vida de los adolescentes de la forma más inocente. En este artículo te explicamos cómo suele ocurrir el primer contacto con la droga y qué hacer para evitar lo peor.

Empezar en la droga es fácil

Los participantes en el estudio brasileño aseguraban que no les costó encontrar droga y empezar a probarla. Uno de ellos, por ejemplo, cuando era joven pensaba: «Nunca he bebido, pero lo intentaré. Todos son felices, todos están satisfechos, yo también quiero eso».

Otro comenta: «Un amigo se drogaba y había tenido 2 o 3 novias. Yo no había tenido ninguna. Me resultaba difícil.

Tenía curiosidad. La curiosidad mata. El tío dijo que no era adictiva pero es adictiva».

 

Así, el primer contacto con la droga de la mayoría de las personas está influenciado por la curiosidad, por saber cómo es, para ver los efectos. Es «como una forma de adaptarse a las exigencias del mundo contemporáneo: evitar la fatiga, producir más y mejor, agudizar tu creatividad, soportar las frustraciones».

Este estudio también identificó que el primer contacto con la droga fue estimulado por la interacción con el grupo social del que forma parte la persona, tal como se percibe en algunos testimonios:

  • «Uno ve a una persona fumando, y fumas también, pensando que es bueno. Yo pensé que era bueno, era hermoso. Tenía unos 12 años».
  • «Yo empecé cuando tenía 15 años. Al llegar a bares con colegas, tuve que probarlo, estuvo bien. Tomé el primer sorbo y luego no paré. Empecé a no querer dejarlo más».

Otro claro ejemplo es un joven exadicto al que llamaremos Javi. Aunque no participó en el estudio, Javi da su testimonio y afirma:

«La primera vez probé la droga por curiosidad, fue cuando me ofrecieron una dosis gratis»

Empezar en la adolescencia

El primer contacto con la droga en la adolescencia tiene una función social

Así comienza la trayectoria hacia el uso de alcohol y otras drogas. En efecto, el consumo de estas sustancias está relacionado con el proceso de aceptación en un determinado grupo. Los jóvenes lo saben. Hablan de la presión del grupo y a los adultos nos puede parecer que es falta de personalidad o por debilidad. Pero la presión del grupo es real y es muy fuerte. 

Otro participante afirma: «Vi a mi padre bebiendo con sus amigos y disfrutando, esto también influye. Mi padre bebe, entonces, ¿por qué yo no puedo beber?».

El primer contacto con la droga busca la identificación con un grupo

Surge como un fenómeno que puede estar asociado «con la necesidad de identificar y compartir experiencias comunes a ciertos grupos de individuos». El grupo de amigos influye mucho, aunque no es la única causa en cuanto al inicio en el consumo de drogas.

Prueba de ello es el testimonio de Javi, que continúa explicando:

«… consideraba que no había caído en la adicción huyendo de mi realidad, pues nací en una familia de valores cristianos y amorosos padres»

El primer contacto con la droga es una manera de destacar

«Había sido destacado deportista y estudiante, con un brillante  porvenir. Se lo comenté a la psicóloga de la institución, quien me argumentó que detrás de la conducta adictiva puede haber una tendencia genética o circunstancias familiares y sociales más o menos duras o propicias, pero que al margen de todo ello,  definitivamente su causa más profunda es una vida sin objetivos e ilusiones, que crean un gran vacío».

La falta de sentido de vida y la soledad son percibidas como una situación que promueve un cambio en el patrón de consumo de alcohol y otras drogas, lo que sugiere que el propósito de ese primer contacto con la droga es precisamente llenar el vacío existencial y el que genera la distancia del contexto familiar.

Los 3 errores de la drogadicción

«Yo… ¿sin objetivos ni ilusiones? ¿Un vacío en mi vida? No me quedaba claro», asegura Javi. Estas reflexiones le llevaron a darse cuenta de los tres grandes errores que había cometido y que le habían llevado a ese primer contacto con las drogas.

  1. El mal uso del tiempo libre. Consiste en no hacer absolutamente nada o moverse únicamente en busca de lo placentero. «El uso del celular, el internet, la pornografía, el sexo, la comida, las diversiones trepidantes, el consumo, la violencia, el activismo…». Así, poco a poco se va instalando ese vacío interior.
  2. Asociar la diversión y el descanso al consumo de alcohol.  Y el exceso de alcohol es lo que suele abrir las puertas de par en par a las drogas.
  3. No entender el verdadero propósito de su libertad.

Javi sentía que la sociedad le había creado sueños imposibles y que lo único que cohibía su libertad eran las normas impuestas.

«Una sociedad que no nos dice que, aunque desapareciera de nuestras vidas todo cuanto creemos que actualmente se opone a nuestra libertad, aparecerían otros nuevos condicionantes quizá más fuertes»

Soluciones a la drogadicción

Islandia sabe bien de qué hablamos. Hace pocos años era uno de los países europeos con una de las tasas más elevadas de consumo de alcohol por parte de los adolescentes. Ahora encabeza la lista de los más saludables.

  • El consumo de alcohol ha descendido del 48 % al 5 %.
  • El consumo de marihuana ha bajado del 17 % al 7 %.
  • El tabaquismo ha caído del 23 % al 3 %.

Algunas de las medidas que tomaron son estas:

  • Invirtieron dinero en actividades recreativas públicas, como la danza o el deporte. Se ha comprobado que el deporte y la vida sana son los mayores enemigos de la drogadicción.
  • Establecieron un toque de queda preventivo: se prohibió a los menores de 16 años andar solos por la calle más tarde de las 10 de la noche.
  • Prohibieron la publicidad de alcohol y tabaco. Y, además, subieron la media de edad para comprar tabaco a los 18 años, y la de alcohol, a los 20.
  • Organizaron cursos y seminarios gratuitos de prevención para profesores, académicos y apoderados, para que sean más eficaces a la hora de manejar este tipo de situaciones.

En definitiva, lo importante es conseguir poner delante de sus ojos las cosas más valiosas por las que merece la pena vivir con pasión, evitando buscar otros recursos de evasión, como las drogas.

 

Si te ha parecido interesante este artículo sobre el primer contacto con la droga de los adolescentes, puedes suscribirte a nuestro blog o dejarnos tus comentarios abajo. También puedes visitar la web del programa Talentum.

Bibliografía

Da Costa Lima, D. W., Ferreira, L. A., Vieira, A. N., Azevedo, L. D. S., Silva, A. P., da Cunha, B. M. C., & Sousa, L. C. A. (2018). Sayings about abusive use of alcohol and other drugs: meanings and life stories. SMAD, Revista Electrónica en Salud Mental, Alcohol y Drogas, 14(3), 151-158.

Aleteia.org | Español – valores con alma para vivir feliz

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Recibe gratuitamente nuestros contenidos

y novedades destacadas.

PROGRAMA DE EDUCACIÓN EN VALORES

¡Conoce nuestro programa Talentum! Descubrirás metodologías eficaces para la mejora y el desarrollo personal de tus alumnos.

Relacionados

GUÍAS BREVES

Descubre nuestras guías que sintetizan los grandes temas como la comprensión lectora, la educación emocional, la educación en valores o los problemas en la lectura en 10 ideas claves.